TRATAMIENTOS CORPORALES.

Carboxiterapia.

La Carboxiterapia es una técnica médica. Consiste en aplicar gas carbónico, CO2, inyectado en la piel o tejido graso, con una agujita muy fina. Precisa tener una destreza suficiente para las diferentes aplicaciones según el tratamiento que vamos a realizar. La técnica es sencilla, pero hay que tener unos conocimientos de fisiología, biología y medicina muy importantes a la hora de abordar un problema.

La aplicación de CO2 favorece la producción de antioxidantes naturales en nuestros tejidos, mejora la microcirculación y por tanto la oxigenación del tejido, tiene un efecto lipolítico, efecto estimulador de colágeno y por otro lado tiene un efecto antiinflamatorio muy interesante.

¿Para que se utiliza la Carboxiterapia ?

Una de las indicaciones estrella es la Celulitis y grasa localizada mejora por un lado, el aspecto de la piel al mejorar la microcirculación, mejora la flacidez con la producción de colágeno y elastina y tiene un efecto lipolítico actuando de esta manera en la grasa localizada.

Tratamiento de  ojeras, mejorando la coloración y las bolsas.

Otros tratamientos: Rejuvenecimiento no ablativo,tanto de cara, cuello escote, manos. Tratamiento de la Flacidez facial y corporal. Estrías. Cicatrices. Secuelas de acné, ulceras varicosas, heridas crónicas y un largo etcétera.

¿Es doloroso el tratamiento? La inyección del gas resulta algo molesta, aunque muy tolerable, debido a que nuestra aparatología nos permite seleccionar la presión a la que queremos introducir el CO2 y por otro lado,el gas es calentado por la máquina antes de inyectar, minimizando de esta forma la molestia

Contraindicaciones: como todo tratamiento médico tiene sus contraindicaciones por lo que es imprescindible una valoración médica